sábado, 19 de abril de 2014

Sabes que ES UN GATO?

Desde el sofá de casa las veo, ya son parte de nuestra vida, empiezan como pequeños "seres con vida propia" y van creciendo ante nuestros propios ojos:: las bolas de pelo :))
Ellas son parte de nuestra vida cotidiana, las encuentras por toda la casa y algunas de ellas se resisten a ser engullidas por el aspirados y se esconden en los lugares más inverosímiles. Antes de bolas, han sido pelos los cuales como traviesos niños se han ido independizando del animal y han ido viajando por diferentes partes de la casa: sofá, muebles, camas, sillas y luego todos ellos, como si de una macro fiesta se tratara se han unido en bolas que te reciben cuando llegas a casa.
 
Todo ello es parte de tener a un gato en casa ( o a cinco, como en nuestro caso), como el tener el sofá arañado o ver cómo nuestros trapecistas van subiendo por los muebles...y por qué os cuento todo esto? pues en realidad para desahogarme, ya que el ver una de esas bolas me ha recordado a una conversación que tuve hace unos meses con una compañera de trabajo:

La susodicha tiene desde hace ocho años un gato, un persa y no se le ocurre otra cosa que la brillante idea de venir a hablar CONMIGO para decirme que se quiere deshacer del gato porque, flipad: le da mucho trabajo y deja muchos pelos....claro, me salió la mala leche camuflada de ironía:
 
Qué pasa, que hasta ahora no se había dado cuenta de que tenía un persa en casa, los pelos del animal se habían ido camuflando para que ella no los viera? qué trabajo puede darle ahora con ocho años, que no le hubiera dado, por ejemplo cuando era cachorro? Crees que le estás dando un buen ejemplo a tu hijo? Si tú fueras el gato...te gustaría que te hicieran lo que tú estás pensando hacerle a tu gato?
 
Balbuceaba excusas incoherentes y decidí cortar la conversación por lo sano dado que yo me estaba cabreando, estábamos en el trabajo y ella es una de mis coordinadoras.  Nunca más me ha vuelto a decir nada.

Ella es una de las muchas personas que llegan a la protectora, refugio o cualquier amante de los animales con excusas mil para deshacerse del animal como si de un objeto se tratara:
- Que si suelta pelos
- Que si ya no lo puedo cuidar
- Que si está enfermo y no puedo pagar al veterinario
- Que si el novio de mi hija es alérgico y claro, no puede venir a casa porque está el gato
- Que se hace mayor  y no se muere
- Que me quiero deshacer de él pero el veterinario no lo quiere eutanasiar porque está sano
- Que si a mi nueva pareja no le gustan los gatos
- Que si al gato no le gusta mi nueva novia
- Que me rasca el sofá
- Que sube por los muebles y cualquier tipo de excusas inverosímiles que se os puedan ocurrir.
- Que me he quedado en el paro

Esos los que se "atreven" a hablar contigo o con alguna compañera, porque los hay que no hacen ni eso y directamente los abandonan en la puerta,  los tiran por encima de la valla o los dejan directamente en la calle a su suerte, sin pensar en el SENTIMIENTO DE ABANDONO que va a sentir ese animal por haber sido sacado de SU HOGAR, de su entorno, de SU FAMILIA, encontrándose ahora en la calle, sin saber defenderse ni buscarse la vida o en el "mejor" de los casos en un refugio, en un pequeño box o en compañía de otros gatos y/o otras personas que no conoce.
 
KIARA, con SU FAMILIA, en la seguridad de SU HOGAR, NUESTRO HOGAR
 
 
A todas esas personas que de manera impulsiva compran o adoptan un gatito sin pensar en lo que conlleva, en lo bueno y en lo malo, en que ese ser va a compartir contigo, si todo va bien como mínimo diez o doce años de su vida, yo les preguntaría antes de hacerlo:

SABES QUE ES UN GATO?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada