martes, 24 de junio de 2014

EL MISTERIO DE LOS GATOS Y LAS CAJAS

La fascinación de los gatos por las cajas y cualquier lugar dónde se puedan esconder (armarios, cajones, bolsas....) es ya mítica dentro del mundo felino. No hay ni un solo gato que puede resistirse a tan mágico encanto.
Sería para ellos el equivalente humano a una persona adicta a las compras y a la que le regalan una visa platino, o al futbolero cuyo equipo gana todas las competiciones habidas y por haber, o para un friqui de la informática tener el ordenador más completo y rápido del mundo, o para una loca de los animales que le toque la loto y pueda montar su soñado refugio...os lo imagináis? pues bien, así creo que es como se sienten nuestros gatos ante la aparición de cualquier caja ante sus ojos.
No les importa la forma ni el tamaño...las leyes de la física no están hechas para felinos que doblando la capacidad de la caja, son capaces de introducirse en ella, dar la vuelta y hasta dormir en las posturas menos cómodas y glamurosas posibles, pero eso sí, han metido todo su cuerpazo de 6 kilos en una pequeña caja de cualquier artículo.
Los armarios y cajones, son también un reclamos importante y absolutamente fascinante para ellos. En casa la que tiene el Máster en armarios es Llum,que como bien sabéis los que seguís el blog fué rescatada precisamente de un armario de la luz del Parc de la Ciutadella (Barcelona) y que en cuanto ve cualquier puerta abierta...zas...se mete dentro. Si no te das cuenta, puede pasarse horas dentro durmiendo plácidamente, hasta que a la señora le apetece salir y te avisa son sonoros y operísticos maullidos.
Del por qué los gatos sienten esa fascinación por las cajas hay muchas teorías: * Que si porque les gusta esconderse * Por curiosidad * Por que simulan juegos de caza... Lo cierto, es que me es igual, disfruto viendo como se quedan fascinados antes cuatro cuatro paredes y un suelo de sencillo cartón y de como en muchas ocasiones uno espera o provoca que se vaya el otro para ocupar su lugar en la susodicha caja. Ah...yo no sé vuestros gatos, pero con los míos hay que dejar la caja "olvidada" porque si la pones en el suelo y los llamas...simplemente ignoran la caja....lo divertido es "encontrarla" y "conquistarla" como si de un castillo medieval se tratara. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada