viernes, 10 de agosto de 2012

OTITIS EXTERNA FELINA Y FLORES DE BACH

Otitis  externa felina:
Es una de las causas más comunes de visita al veterinario que se describe como un proceso inflamatorio del conducto auditivo externo. Los síntomas más sencillos que podemos apreciar en ellos son:
·         Ladeo y sacudidas  de cabeza.
·         Se rascan continuamente tanto la zona externa de la oreja, como la interna, llegando a hacerse heridas.
·         Dolor al manipulado e intentar limpiar  la zona.
·         Presencia de cerumen y exudados (suele ser de color negro)
Los motivos por los que se da la otitis en gatos sanos, pueden ser variados:
·        Hipersensibilidad por algún tipo de alergia
·        Hipersensibilidad a algún medicamento
·        Para mí la más común y con la que me he encontrado de manera más habitual: la otitis por  Ectoparásitos  (Otodectes cynotis (ácaros del oído) cuyo ciclo vital es de unas tres semanas y se alimentan de linfa y sangre. Es curioso que si bien no hay distinción entre machos y hembras, hay mayor predisposición en gatos de pelo largo tanto de raza como en los cruzados.
En todos los casos de otitis es ABSOLUTAMENTE  IMPRESCINDIBLE acudir al veterinario lo antes posible ya que una otitis mal curada puede llevar a nuestro compañero felino a tenerla de manera crónica, a perder parte de la audición o a quedarle secuelas físicas como la cabeza ladeada.  Si no se conoce el origen de esa infección no hay que tomarse la libertad de dar o aplicarle al gato los mismos medicamentos que usamos para humanos o para nuestros perros sin el visto bueno de nuestr@ veterinari@, ya que muchos de ellos llevan componentes que son contraproducentes para los felinos. No hay que olvidar que son alérgicos a muchos productos tanto farmacológicos  como naturales. No todo lo que es bueno para un perro o un humano, lo es para un gato.
Llegados a este punto… ¿cómo nos pueden ayudar las Flores de Bach?:
Uno de los problemas de tratar la otitis felina, es que en la mayoría de las ocasiones, resulta muy dolorosa, provocando que el gato no se deje manipular, presentando agresividad secundaria (es la que se presenta de manera puntual, especialmente en animales enfermos que no se dejan manipular  para realizarle las curas pq siente dolor).
Las Flores de Bach ayudan a calmar ese dolor desbordante y a preparar al animal para recibir el tratamiento aconsejado por nuestr@ veterinari@. El proceso que yo sigo es el siguiente:
Directamente en el agua de beber del gato (unas 20 gotas en un bol de 250ml) pongo la siguiente fórmula floral:
***Vervain: para la inflamación
*** Crab Apple: para el proceso de limpieza de la infección
*** Elm: para el dolor desbordante
*** Vine: Para tratar todo aquello que tenga agua, pus…
Cada vez que se cambia el agua hay que añadir  nuevas gotas (si se cambia dos veces al día, se han de poner las gotas esas mismas veces).
Debido a que la agresividad secundaria es en este caso algo puntual, se puede reforzar el preparado anterior añadiendo Rescue  para estabilizarlo frente a cualquier situación de estrés.
Soy consciente de que poner las esencias en el agua de beber en lugar de darlas directamente en la boca del animal, hace que el resultado sea mucho más lento, pero a no ser que el felino nos permita la manipulación directa varias veces al día (que  sería lo ideal), yo prefiero no estresarlos y que vayan a beber agua cuando lo necesiten.
Como apoyo a esta fórmula oral, hago otra exactamente igual, pero diluida en suero fisiológico, con la cual voy limpiando la oreja del animal, dejándola preparada para la medicación posterior dada por el/la  veterinari@.
Sería magnífico poder iniciar el tratamiento floral unos días antes de acudir a la consulta veterinaria, cómo mínimo con Rescue, pero en caso de no poder ser así, el tratamiento con esencias florales debe durar lo  mismo que dure el alopático unos 21 días.
Este tipo de otitis es muy contagiosa entre gatos, por lo que a la primera evidencia de que alguno de ellos la tiene, tiene que pasar por el/ la veterinari@ que nos aconsejará lo mejor  para nuestro compañero de cuatro patas.
Hay que recordar que los tratamientos naturales no tienen que estar necesariamente reñidos con los alopáticos, más bien al contrario, en muchas ocasiones son complemento unos de otros. Aquí las Flores de Bach preparan al animal para ser manipulado con más tranquilidad y sin tanto dolor de manera absolutamente natural.
Para ampliar info sobre otitis felina, recomiendo el artículo :

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada