domingo, 17 de marzo de 2013

PERROS, HURONES Y FLORES DE BACH

Valentina es la perrita de Bianca Lupiañez y su pareja Pedro a la que se encontraron atropellada. Después de muchas dificultades y varias operaciones de fémur, Valentina se convirtió en una perrita feliz que hoy vive  en casa con sus compañeros humanos y animales, pero la princesa Valentina tiene un pequeño problema que Bianca está tratando con Flores de Bach y que nos lo explica de la siguiente manera:
 
"Valentina (que al final nos la quedamos) siempre ha sido una perra muy activa, salíamos a la montaña y le encantaba correr, jugar, pero comenzó con la dinámica de salir a la calle sólo a buscar basura, ya no corría ni disfrutaba de su paseo, sólo iba buscando algo que comerse, además le daba igual un papel que restos de excrementos, todo absolutamente todo se lo comía. Empezó a preocuparme mucho y decidí tratarla con flores de Bach. Al preparado añado:
 
* Agrimony(ansiedad)
* Cherry Plum(obsesión)
* Heather(demanda de atención)
* Impatiens (aceleración),
 
empecé a dárselas el miércoles pasado,y enseguida notamos cambios, el domingo seguía oliendo todo lo que se encontraba por la calle, pero sólo olía, ya no se lo comía, aunque seguía con la obsesión. Desde ayer vuelvo a ver a la Valentina de siempre, loca de contenta por salir a jugar... ayer y hoy en la montaña ya corría como antes, sin buscar basuras, disfrutando de su momento, volviendo a jugar conmigo a ir a buscar la pelota, que le encanta, cosa que antes con la obsesión que tenía no me hacía ni caso, sólo iba desesperada por encontrar algo que pudiera comerse. Sigo con el tratamiento porque sólo lleva una semana. Además es una pasada de perra... le encantan las flores de Bach se vuelve loca por tomárselas!!
 
Bianca y Valentina
 

Pero lo que debo confesar me ha encantado es saber que Rosi Perea miembro de SosHurones también usa las Flores de Bach con sus Hurones.
Me explica que por ahora tan sólo usan el Rescue Remedy para cuando están tristes, estresados, recién llegados a la casa de acogida y que el procedimiento para no estresarlos es el mismo que usamos con los felinos, poner cuatro gotas en el agua de beber, así ellos no se dan cuenta de que están siendo tratados.
Los hurones de las fotos son Alba y John que ahora, afortunadamente, no están en tratamiento, pero Rosi siempre tiene las flores a mano por si las necesita.
Espero en un futuro no muy lejano poder comentaros más cositas de tratamientos con hurones con fórmulas personalizadas como hacemos ahora con nuestros compis felinos y caninos.
 


 
Agradecer a Bianca y a Rosi su ayuda para este post y las fotos tan estupendas que me han permitido compartir con vosotr@s.
 
Seguimos con el  Floral Animal Power... :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada